...........................................................................

Proyecto

............................................................................

Regresar

MUSEO ARQUEOLÓGICO TOXTLI

En materia de arqueología precolombina, El Salvador no es un país pequeño, es todo un mundo aparte.  Se reportan hallazgos por doquier, de occidente a oriente, desde los meandros del río Paz hasta la cima de la isla de Meanguera.

 

Esta riqueza, tanto en cantidad como calidad, ha suscitado el interés de propios y extranjeros. De hecho, desde el siglo XIX, surge la afición de coleccionar en casa auténticas obras de arte prehispánico. Sin embargo, algunos de estos coleccionistas  —o sus descendientes— han estimado que estos fragmentos del pasado salvadoreño deben ser compartidos para su conocimiento y estudio.

 

Bajo esta óptica, más de 1300 piezas arqueológicas han sido puestas en custodia de la Fundación Doménech, una institución dedicada a realizar proyectos de responsabilidad social, sobre todo aquellos que buscan mejorar los niveles de formación educativa de la población salvadoreña. Este invaluable conjunto arqueológico contribuye a lograr este objetivo.

 

El proyecto de crear un museo no fue sencillo. Fabricio Valdivieso, un experimentado arqueólogo salvadoreño, se dio a la tarea de revisar y clasificar lo que parecía ser un sinfín de objetos de cerámica y piedra con los que mayas y pipiles dieron forma a sus creencias e idiosincrasia.

Estos ejemplares, en su mayoría, carecían de cédulas que describieran el lugar exacto donde fueron extraídos. Pese a ello, con base a sus diseños, formas y composición química, la mayor parte logró ser clasificada cronológicamente en más de una veintena de tipos cerámicos: Copador, Plomizo, Chalate Tallado, Quelepa…

 

En 2011, se echa mano de este cúmulo de información y de una gran cantidad de recursos digitales para crear al primer museo arqueológico virtual de El Salvador: Toxtli. Y como lo sugiere su logotipo, Toxtli significa "conejo" en pipil o náhuat, la  lengua que hablaban los indígenas de gran parte del territorio salvadoreño a la llegada de los españoles en el siglo XVI.

 

Desde aquel año, Toxtli ha buscado salvaguardar y difundir el legado indígena de El Salvador. Cientos de estos bienes culturales pueden ser apreciados a través de vistas en 360 grados, galerías fotográficas y cientos de detalladas fichas arqueológicas. Estos recursos abren grandes posibilidades para la investigación académica y para la consulta, áreas en las que Toxtli ya es un referente.

Síguenos:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2018 by Fundación Doménech.