...........................................................................

Categoría

............................................................................

Regresar

>ROJO SIRAMA

MUSEO ARQUEOLÓGICO TOXTLI

Alrededor del año 1976, Wyllys Andrews V identifica por primera vez a la cerámica "Rojo Sirama" en el sitio arqueológico de Quelepa, en San Miguel.  A su vez, Andrews ubica a estas piezas dentro del complejo cerámico Lepa, que floreció durante el período Clásico Tardío (600 - 900 d.C.).

P86-456 // CÁNTARO

La mayor parte de piezas Rojo Sirama corresponde a cántaros. Estos suelen tener líneas rojas y asas blancas salpicadas de lunares rojizos. Evidentemente, su pintura roja luce brillosa, la blanca tiene aspecto mate. Entre tanto, los cuellos de sus vasijas pueden presentar efigies animales y bordes salientes. Una gran cantidad de ejemplares suelen estar decorados con bandas y líneas horizontales, líneas quebradas y hasta paneles con motivos geométricos.

 

A pesar de la escasez de ejemplares de Rojo Sirama, se considera que fue elaborada tanto en la zona oriental como en la zona central de El Salvador. Aunque, Andrews estimaba que esta cerámica se había derivado de la alfarería pintada de rojo del complejo cerámico Shila, que se desarrolló en Quelepa entre los años 150 y 625 de nuestra era. De lo que hay certeza es que han ocurrido algunos hallazgos en otros puntos del país.

En 1939, Stanley Boggs recuperó un ejemplar similar del subsuelo del Club Internacional, en centro de San Salvador.  Además, en las vitrinas del Museo Nacional de Antropología "David J. Guzmán" es posible contemplar a otro ejemplar rescatado del sitio La Viuda, en Antiguo Cuscatlán. Algunos especialistas consideran que estas piezas tuvieron una función doble, doméstica y ceremonial.

 

La Colección Fundación Doménech resguarda a un cántaro, muy similar a los descritos por Andrews y Boggs. Esta pieza es uno de los escasos ejemplares registrados.

Síguenos:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2018 by Fundación Doménech.