...........................................................................

Categoría

............................................................................

Regresar

>MARIHUA

MUSEO ARQUEOLÓGICO TOXTLI

En 1944, el arqueólogo John Munro Longyear III denomina a esta cerámica como "Red on Buff", cuya traducción es "Rojo sobre Beis".

Al parecer, Longyear había tomado como referencia un registro anterior de su colega Stanley Boggs.

P86-465 // CAJETE TRÍPODE

Su nombre definitivo aparece hasta 1978, cuando la Dirección de Publicación del Ministerio de Educación de El Salvador publica una investigación del arqueólogo alemán Wolfgang Haberland: "Marihua Rojo sobre Beige y el problema pipil".  Para Haberland, Marihua es una variedad sui géneris en territorio salvadoreño y que aparece repentinamente en el período Posclásico Tardío (1200 - 1521 d. C.).

 

La cerámica Marihua se caracteriza por tener forma de cuenco con soportes terminados en punta, aunque también han sido reportadas jarras de cuello alto y dos asas equidistantes. Según Haberland, su nombre fue tomado de un caserío próximo a Quezaltepeque, donde fueron extraídas algunas piezas.

 

Haberland estimaba que la decoración pictórica del tipo Marihua era comparable a la del centro de México, algo que la separaba de otras fases cerámicas del centro y el occidente salvadoreño. Suele tener símbolos mexicas. Destaca la estampa del "ehecacózcatl", el pectoral del dios del viento. Se trata de un caracol marino cortado transversalmente, su diseño en espiral sugiere el movimiento rotatorio del aire y de la serpiente.

También sobresale la figura del "xicalcoliuhqui", una greca escalonada. Sintetizando bastante, el Marihua Rojo sobre Beis tiene manufactura local, pero presume cierto aire o conexión con México.

 

Es probable que esta cerámica se encuentre vinculada a los oleajes migratorios venidos del altiplano de México, luego de la caída de Tula, en el año 1168. Quizá sea una cerámica de los pipiles, el pueblo indígena de habla nahuat que habitaba este territorio a la llegada de los españoles en el siglo XVI. Esta cerámica podría iluminar el nebuloso origen de la identidad pipil en esta tierra. De momento, los hallazgos han ocurrido en un área que la historia endilga como pipil: La Bermuda, en Cuscatlán; Antiguo Cuscatlán, en La Libertad; además de Nejapa, Guazapa y Cihuatán, en San Salvador.

 

La Colección Fundación Doménech custodia a un cajete trípode. Su decoración interior es una mezcla de volutas y líneas rojas en torno al borde. Sus soportes son huecos, largos y terminados en punta.

Síguenos:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2018 by Fundación Doménech.