...........................................................................

Categoría

............................................................................

Regresar

>GUALPOPA

MUSEO ARQUEOLÓGICO TOXTLI

Lo que singulariza a la cerámica Gualpopa son sus puntos y sus monos. Estos suelen hallarse en el exterior de las vasijas.

P86-230 // VASO GUALPOPA

La representación de estos monos es muy estilizada. La mayoría se presentan en tríos, de perfil derecho y delineados de verde, rojo o negro. Existe una variedad de ellos que muestra sus extremidades hacia el frente, la cola doblada y un disco en el centro de su cuerpo. 

 

Por otra parte, la arcilla de estas piezas posee un tono rojizo o blanquecino. La superficie de las vasijas suele estar revestida por una fina película de pintura color beis, naranja, naranja-crema o  bayo (blanco-amarillo). Sobre estos colores de fondo se superponen monos, aves, pseudo-glifos y figuras geométricas — volutas, líneas ondulantes, espirales, triángulos y círculos—. Como curiosidad, Gualpopa suele carecer de representaciones humanas.  

 

Al igual que la cerámica Arambala, su pintura roja carece de hematita especular u óxido ferroso. Con este mismo color se pintaba otra peculiaridad de Gualpopa: una franja roja en el cuello de las vasijas. Algunos arqueólogos sostienen que Gualpopa surgió alrededor del año 450 y que se podría tratar de un estilo temprano de cerámica Copador. En El Salvador se le pueden encontrar al noroccidente de la desembocadura del río Lempa. 

Este territorio de distribución es el mismo que el de Arambala y Copador, variantes que anteriormente eran maridadas con el nombre de "cerámica maya polícroma" o  "grupo Copador". El hecho de compartir el mismo territorio sugiere un estrecho contacto entre  grupos de élite de Copán y de la región centro-occidente de El Salvador. Las tres variantes corresponden el período Clásico Tardío, alrededor del año 700, cuando la zona maya vivió un esplendor sin paralelo. 

 

La Colección Fundación Doménech reúne 23 piezas de tipo Gualpopa. Gran parte de este grupo tiene la forma de cuencos decorados profusamente con volutas dobles, cruces y hasta figuras zoomorfas. Estos elementos decorativos quizá podrían arrojar más información relacionada a un campo poco estudiado: la funcionalidad de estas piezas. Aunque, en el sitio arqueológico Tazumal han sido hallados algunos ejemplares en contextos funerarios y ceremoniales. 

Síguenos:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2018 by Fundación Doménech.